En el periplo por Capadocia asistimos a una exhibición de danzas propias del lugar, acompañadas de bebidas autóctonas. Resultó interesante el sentido espiritual de algunas de ellas, y otras espectaculares, recordando los famosos coros rusos.
Os dejo algunas fotos, el resto lo dejo a vuestra imaginación.