Al llegar  el Año Nuevo se suelen organizar grandes espectáculos pirotécnicos para celebrarlo. En estos eventos, los animales suelen tener muchos problemas de comportamiento, porque su oído es muy sensible y el ruido les hace daño. Los perros son quienes más sufren en estas situaciones, pues su oído es 4 veces más sensible que el nuestro.

Ecosofía se hace eco de La Red Animalista de Mendoza que ha preparado unas útiles instrucciones de cuidados para los animales durante las fiestas con pirotecnia. No podemos evitar que los animales sientan miedo, pero si están con su familia o en un espacio protegido se sienten más seguros.

¿Vamos a recoger firmas para que se prohíba todo tipo de piroténia por el daño que causa a los animales?  Si daño se hace al animal en las corridas de toros, no menos se hace a los perros con la piroténia?

Nieva en Coslada y Zoe se divierte from pjguijarro on Vimeo.

Zoe lo pasa fatal cada vez que hay cohetes